Según datos suministrado por el Ministerio de Educación, la comunidad educativa de Galicia se encuentra en el cuarto lugar estatal, con un 27% de jóvenes que cursan carreras profesionales que no habían sido seleccionadas como su primera opción en el ABAU 2018. Avanzando en el tercer lugar se ubica las universidades de Andalucía con el 30,6%, le sigue el 31% de la comunidad de Valencia, encabezando Madrid, el primer lugar con casi el 38% de alumnos que se matriculan en una titulación menos predilecta, como consecuencia del rechazo a la opción 1.

Lo que significa que el 75% de los alumnos, sí están estudiando la profesión de su preferencia. Sin embargo, al momento de distribuirlos por facultades, las estadísticas cambian en un total de dieciocho carreras impartidas en las universidades de Coruña, Santiago y Vigo.

En la Universidad de Coruña el porcentaje mayor de alumnos que accedieron a su carrera preferida, fue en Terapia Ocupacional con un 49,1% del estudiantado, alrededor del 45% ingresó en Química, Enfermería y Logopedia, y el más bajo lo ocupa la carrera de Enfermería (campus de Ferrol), con el 20,3%. Por lo que un gran porcentaje del 70,7 estudia esta última carrera, sin vocación.

un 27% de jóvenes que cursan carreras profesionales que no habían sido seleccionadas como su primera opción

En el caso de la Universidades de Santiago, Química es la carrera con un 49,4% de más alumnos vocacionales, le sigue Óptica con el 42,3%, con un poco más del 36 % se encuentran las carreras de Enfermería y Pedagogía, siendo la opción más baja Maestro de Infantil, con un 35,7% de jóvenes que cursan la opción 1.

En cambio en la Universidad de Vigo, la carrera donde estudian alumnos con mayor afición es Educación Infantil, representada en un 49,2% y la peor situada es Enfermería  del campus de Pontevedra con el 32% y la misma especialidad en el campus de Vigo con el 19,1%, es decir un 80,9% cursa la carrera de Enfermería en el campus de Vigo, por el simple hecho de estudiar algo sin querer estar. Generalmente en Enfermería, la mayoría de los alumnos prefieren y esperan cursar la carrera de Medicina.

De estas estadísticas se puede revelar el alto número de jóvenes estudiantes que en cierto momento de su etapa formativa, eligen abandonar los estudios en la universidad o tantear destino en otra profesión o grado. De acuerdo al Ministerio de Educación, en Galicia tienden a abandonar la carrera entre el primero y tercer año de estudios,  el 25% de los inscritos y otro 11% decide cambiar de licenciatura.