Inés Madrigal, la supuesta bebé robada sería dada en adopción de manera «voluntaria», hecho revelado en rueda de prensa por ella y que confirmó la Fiscalía de Madrid. Inés Madrigal explicó que gracias a unas pruebas de ADN consiguió a su familia biológica.

Como se recordará esta envió en 2018 a la conocida empresa californiana 23andMe, especializada en análisis genéticos un kit con muestras de su saliva;  semanas después un informe le notificaba sobre un primo segundo que tenía en España. Al contactar a este familiar, consiguió ubicar a sus hermanos maternos y una tía, quienes le confirmaron que fue entregada a otra familia al nacer. Madrigal llevó el caso a la Justicia.

El doctor Eduardo Vela director de la Clínica San Ramón fue juzgado el año pasado como el responsable de la entrega de Inés, sin ser autorizado por la madre biológica. La Audiencia de Madrid  sentenció el robo de la criatura, aunque absolvió al galeno por prescripción del delito de detención ilegal.

 La Fiscalía y Madrigal presentaron un recurso ante el Tribunal Supremo

GRAF2537. MADRID, 11/07/2019.- Inés Madrigal, víctima de la trama de bebés robados, durante la rueda de prensa en la que informó de avances «definitivos» en la investigación sobre sus orígenes biológicos.- EFE/JJ Guillén

El pasado 21 de mayo Madrigal informó a la Fiscalía de Madrid, que había contactado con quienes podían ser su tía y hermanos. Las pruebas de ADN resultaron positivas. Tras recibir esos datos, la Fiscalía resolvió abrir la investigación e interrogó a los hermanos y tía localizados.

Estos reconocieron la entrega del bebé. Agregaron que la madre de Inés antes de morir en 2013 les confesó que tenían una hermana mayor que dio en  adopción.

La Fiscalía también recibió de manos de Madrigal un mensaje de Facebook que data de 2015, donde un hermano le pedía ponerse en contacto con él, pues buscaba a un bebé que nació en junio de 1969. Por su parte, la Fiscalía de Madrid mandó hacer sus pruebas genéticas, recibiendo un dictamen del Instituto Nacional de Toxicología que indicó un índice de parentesco de 78.802 de compatibilidad genética, considerando a Inés Elena Madrigal Pérez como hija de la supuesta madre.

Esta resolución judicial es ambigua y se aclarará a su tiempo

El mes de octubre pasado una sentencia dio por hecho que el doctor Vela entregó a “una niña recién nacida de identidad desconocida sin la aprobación de sus padres biológicos”. La Fiscalía General fue comunicada por la de Madrid, que tal argumento no puede sostenerse y «debería ser excluido el robo de un bebé como hecho probado y delito de detención ilegal».

El doctor Vera fue acusado por la Fiscalía de Madrid según la Audiencia, de falsedad en documento oficial y suposición de parto. Estos se realizaron cuando pidió a la mamá adoptiva simulara un embarazo y la niña fuese inscrita como hija natural de la madre adoptiva, en el registro Civil.