El aeropuerto del Prat, vuelve a ser el que acumula más retrasos de Europa según Euro control, el consorcio que regula el espacio aéreo en el continente. El aeropuerto de Barcelona, lidera este ranking desde el mes de mayo por delante de los de Ámsterdam y Frankfurt.

Las cifras demuestran, que en un corto tiempo los problemas se han multiplicado y cada verano es peor en comparación con otros aeropuertos. En sólo diez años, el Aeropuerto del Prat ha pasado de 32 millones de pasajeros, a recibir 47 en 2017, y se prevé terminar el 2018, con la cifra de 50 millones de usuarios, siendo el aeropuerto español que más usuarios suma.

Sólo un poco más de la mitad de los vuelos fueron puntuales, y el promedio de retraso ha sido de una hora.Estos datos lo sitúan en el  tercer lugar se los aeropuertos más impuntuales de Europa, aventajado por el aeropuerto de Bruselas y el de París.

A los problemas operativos habituales en temporada alta, se ha sumado la llegada de las compañías de bajo coste como Vueling o Ryanair.

El Aeropuerto del Prat, con mayor número de retrasos de vuelos en los últimos tres meses

La aerolínea que más reclamaciones acumula es Vueling. La compañía es líder en el Prat con un 45% de los vuelos y un 38% del tráfico de pasajeros. La huelga del personal de controladores saturó los mostradores de reclamaciones de la compañía, que dejó 70.000 afectados por cancelaciones o retrasos en sus viajes, en el mes de julio.

Para poder ofrecer billetes a precios bajos, todas las compañías han recortado costes, y eso es lo que ha provocado también las recientes huelgas y protestas, ya que el personal con condiciones laborales muy bajas, deben soportar una carga de trabajo cada vez más alta.

Por su parte Vueling afirma, que posee la logística necesaria para enfrentar incidentes, no obstante, dice que la congestión del espacio aéreo excede todos sus pronósticos. Actualmente cuenta con nueve aeronaves y una treintena  de tripulantes de reserva, pero manifiesta  que en ocasiones, no  pueden con todo y se ven forzados a cancelar vuelos.

Cabe resaltar, que en el verano de 2016 se presentaron muchos problemas. Vueling tenía pocos aviones de reserva y personal limitado, lo que hizo que su hermana mayor, Iberia, debiera suplir carencias del personal.

Algún pequeño error de alguna de las compañías aéreas, un inesperado cambio meteorológico, o incluso un incidente cualquiera en otro aeropuerto, causa que se propague por toda la red y haga que los aviones acumulen retrasos durante todo el día. Como lo ocurrido el pasado sábado 28, que se acumularon más de 300 mil minutos de retrasos de vuelos en toda Europa.