Lucas Pérez comentó que “Mateo es un niño el cual se ve realmente alegre al verme; expresa exactamente lo que yo sentía al ver a Tristán, Mauro, Valerón, Makaay y Fran.”

El hijo pródigo se encuentra de vuelta en casa; un coruñés que consiguió bajar de las gradas hasta el campo, haciendo realidad el sueño que tenía al ser pequeño. Se proclamó como el último gran líder que ha tenido el conjunto blanquiazul y después de 366 días de angustiantes sensaciones, finalmente ha regresado.

Su público lo recibió a las afueras del aeropuerto de Coruña, al igual que quien se encuentra esperando un obsequio el día de su cumpleaños y es que hoy por hoy podemos decir que Lucas Pérez ha vuelto a Riazor.

Pérez declaró que el Arsenal había finalizado los acuerdos con otros clubes, pero que sin embargo fue claro al decirles que deseaba venirse al Deportivo y es que después de varios días de espera llenos de ofertas firmemente ignoradas, por fin el Arsenal y el club gallego lograron llegar a un acuerdo con el fin de terminar la transferencia del delantero.

Lucas Pérez, el delantero de moda

Esta operación ronda aproximadamente los 4 millones de euros y existe una pequeña persona que no cabe en sí de tanta felicidad, hablamos de Mateo, un pequeño deportista al cual parece que le ha tocado la lotería, ya que después de 64 días publicando tweets sin ningún descanso con el propósito de pedir que Lucas regresara, su deseo terminó por hacerse realidad.

Pero no es únicamente eso, ya que además el pequeño Mateo fue la primera persona que acompañó al jugador durante su salida en el aeropuerto.

“Se trata de un pequeño que se ve realmente feliz de verme, en él se refleja justamente lo que yo solía sentir al ver a grandes como Valerón, Tristán, Mauro, Makaay, Fran, etc. Conoce mucho sobre mi vida y eso realmente es algo que agradecer, en realidad es un niño encantador. Esas son las cosas que causan que desees regresar a casa”, dijo Lucas Pérez tras su regreso al Deportivo.

“Realmente fue un verdadero palo el momento de explicarle a Mateo que Lucas se iba a marchar después de haber disfrutado de él como símbolo del Deportivo. Lo comprendió, sí, pero le costó bastante, por lo que después, al tener idea en lo que consistían las redes sociales, comenzó a escribirle”, declaró la madre de Mateo.

Ahora todo es felicidad, el pequeño Mateo tendrá la oportunidad de disfrutar de Lucas Pérez en Riazor y su ídolo intentará incrementar las 24 dianas que ha obtenido con la camiseta de sus amores. Siendo una de ellas, durante la última jornada dentro del Camp Nou, la que resultó fundamental para que el Deportivo se salvará.