Durante el aislamiento preventivo, el cine y las series son la forma más popularizada de entretenimiento en el hogar. Aquí, algunos consejos para crear un cine casero y la mejor forma de disfrutar películas gratuitas en HD. 

Nunca como ahora hemos pasado tantas horas en casa. El salón de los hogares se ha vuelto espacio de entretenimiento, estudio y trabajo. Mientras se prolongue el tiempo de confinamiento domiciliario para frenar la expansión de la pandemia del Covid-19, las pantallas se han vuelto nuestra principal forma de ocio y comunicación.

Las películas prometen lo más demandado: pasar el tiempo de una forma entretenida y amena. Sin embargo, el cierre de los cines y otros espacios públicos cerrados, ha sido una de las primeras medidas que se tomaron para evitar contagios masivos y lamentablemente, se prevé que serán los últimos espacios en reabrir sus puertas.

Mientras tanto, de la mano de las nuevas tecnologías, es posible disfrutar una pelicula completa desde la comodidad del hogar, en forma gratuita y alta calidad

Con buenas ideas y poco o nada de dinero, podemos recrear en casa lo mejor del cine. Aunque no todos tienen la posibilidad de crear un verdadero Home Theatre, hay ciertos productos y tendencias que apuestan a optimizar la experiencia cinematográfica en cualquier ambiente del hogar.

Aquí, algunos consejos.

1- Elige una plataforma gratuita, con variedad y cantidad de títulos

Con el paso de los días y las semanas, es posible que agotes los estrenos de una página con pocas opciones. Afortunadamente, existen plataformas gratuitas como Pelispedia, donde es posible acceder a un sinfín de películas en HD agrupadas por géneros y con un buscador que permite dar rápidamente con el título, actor o tema preferido.

2- Reubica los muebles para una mejor experiencia cinematográfica

A veces, con solo mover uno o dos muebles, cambia por completo la percepción de la imagen u el sonido. Intenta mantener el espacio dedicado al cine lo más despejado posible.

3- Anímate al proyector

Actualmente, el precio de los proyectores de películas para el hogar se ha reducido considerablemente y es posible adquirirlos por un precio muy competitivo. Con solo tener una pared libre de cuadros, se puede disfrutar de una pantalla verdaderamente envolvente y con un tamaño capaz de revelar sutiles detalles que pasarían desapercibidos en una pantalla de tamaño convencional. 

4- La iluminación lo es todo

Se trata de un aspecto gratuito y sencillo, pero capaz de potenciar cualquier pantalla. Cerrar las cortinas, bajar persianas e incluso, apagar o cubrir dispositivos que emiten luz permanentemente y distorsionan la visión.

5- Reubica los altavoces e incorpora subwoofers

Hoy en día es posible comprar altavoces libres de cables y de tamaño mediano o pequeño, por lo que su ubicación en el ambiente dependerá de la calidad con que pueda viajar y rebotar el sonido. Son muy recomendables los sistemas de sonido con subwoofers, que son los que captan las frecuencias graves y reproducen sin distorsión frecuencias a las que el resto de altavoces no llegan. Hacen falta como mínimo dos subwoofers para cubrir un espacio sonoro menor a 50 metros cuadrados. 

6- Cambia o mejora tu sofá

En un cine casero, el sofá es la butaca. La comodidad es crucial cuando pasaremos varias horas ante una pantalla y marca la diferencia entre disfrutar una película o soportar un dolor de espalda. Si en este momento no te es posible comprar un sofá nuevo, puedes optimizar el que tienes con cojines, mantas, almohadas y reposapiés. 

7- Centraliza los mandos a distancia

Es común que haya más de un mando a distancia y, sobre todo, que se pierdan entre cojines y mesas. Lo ideal es contar con un sistema que centralice los mandos a distancia de la pantalla, el sonido y la climatización, para que nada interrumpa la película. 

8- Despeja la zona de visión

A veces, pequeños objetos decorativos, salientes de muebles o sombras, entorpecen la pantalla y sus alrededores, obstaculizando la experiencia cinematográfica. Apaga la pantalla un momento y analiza cuántos objetos a su alrededor pueden molestar durante la reproducción de la película.

9- El suelo también puede ser butaca

Si tu sofá no es lo suficientemente cómodo y no tienes posibilidades de cambiarlo, puedes probar colocando un colchón o cojines en el suelo. Muchas veces permite incluso un mejor ángulo que el sofá.

10- Lee sitios especializados para diseñar tu cartelera

Existen diversos sitios especializados en el séptimo arte con recomendaciones y reseñas para que puedas elegir las películas de tu agrado sin fracasar en el intento. Es bueno tomar nota o tener una “lista de deseos” para no olvidar las películas que quieres ver. Con tanto tiempo disponible, también es un buen momento para volver a ver tus películas favoritas. 

En definitiva, con estas ideas y un bowl de palomitas, es posible disfrutar lo mejor del séptimo arte en el salón de cualquier hogar.